• en
  • fr
  • pt-br
  • es

Los agricultores de California recordarán la temporada de lluvias y nieve del 2016-17 por mucho tiempo. No solo puso fin a una sequía de cinco años, sino que lo hizo de manera histórica. Partes de Sierra Nevada recibieron casi el doble de nieve que su promedio anual. Los ríos atmosféricos alimentados por el fenómeno meteorológico conocido como El Niño empaparon el estado desde noviembre hasta la primavera.

Reservas secas, que según varios expertos tardarían años en llenarse debido a la sequía, estaban desbordándose en abril. Se rompió el aliviadero de emergencia de la represa más alta del mundo, en Oroville, obligando a 200,000 personas rio abajo del Río Feather a evacuar. Hubieron inundaciones en varias partes del estado.

Sin embargo, y generalmente, toda esa agua fue algo bueno – especialmente para la agricultura. Campos, viñedos y huertos sedientos fueron empapados por la lluvia. La superficie en barbecho volvió a ser productiva. Y los suministros de agua subterránea que se vieron afectados por un bombeo generalizado durante la sequía comenzaron a reabastecerse.

Pero la Madre Naturaleza es voluble.

El comienzo de este invierno está tan seco como el comienzo del invierno pasado estuvo mojado. Un patrón climático de La Niña ha empujado a las tormentas hacia el noroeste del Pacífico, saltándose a California por semanas.

Y si bien el sistema interconectado de reservas públicas y privadas tiene suficiente agua como para satisfacer las necesidades del estado para el 2018, la perspectiva de otro año seco es preocupante – especialmente para los agricultores.

El mes pasado, el Departamento de Recursos Hídricos del estado proyectó que sólo daría el 15% del agua prometida a los productores el próximo año. Esas son malas noticias para los miles de agricultores del lado oeste del Valle de San Joaquín, que dependen del Proyecto Estatal de Agua. En comparación, la asignación de 2017 fue del 85%.

Los administradores federales de agua – que  controlan el proyecto de Central Valley – aun no han anunciado sus proyecciones. Peor pueden apostar a que no coincidirán con las asignaciones del 100% de este año.

Modernizar sus sistemas de suministro de riego para maximizar la eficiencia del agua es una inversión importante que los productores pueden hacer y que podría traerles beneficios en los próximos años. Una manera de lograrlo es instalando un sistema de riego de Soluciones de Agua Aqua-4D.

La tecnología probada de Aqua-4D ha ayudado a agricultores de 25 países a reducir su consumo de agua de entre un 20% a 30% anual. Al mismo tiempo, ha mejorado la producción y calidad de sus cultivos considerablemente.

Actualmente, los productores expertos en tecnología de California están probando el sistema Aqua-4D, esperando lograr resultados similares.

Los múltiples beneficios del sistema Aqua-4D

El sistema Aqua-4D usa un sistema electromagnético para tratar el agua antes de aplicarla a campos, viñedos o huertos. La ciencia es compleja, pero los resultados son inmediatos:

  • El agua que sale ha sido transformada permanentemente. Se ve igual, pero sus características son ideales para las plantas y el suelo.
  • Se logran reducciones mensurables en la salinidad del suelo, que a menudo se pueden ver en menos de un mes, al usar el sistema continuamente. La sal y otros cristales minerales se disuelven y transportan gradualmente por el agua tratada hacia un nivel por debajo de la rizosfera, permitiendo un cultivo sostenible.
  • La reacción positiva de la planta es rápida. La aplicación del agua Aqua-4D cambia la forma en la que la planta se comporta, permitiendo que absorba mejor el agua y sus elementos dentro en las cantidades adecuadas.

Además, el sistema Aqua-4D:

  • Trata los suministros de aguas superficiales o subterráneas
  • Se adapta a prácticamente todos los sistemas de riego por goteo o por aspersión
  • Reduce la aplicación de fertilizantes en hasta un 30%
  • No requiere de mantenimiento, no pierde agua y no tiene salmuera u otras sobras con que lidiar
  • No se tienen que reemplazar imanes o filtros, y no tiene que manipular productos químicos peligrosos
  • Solo utiliza una pequeña cantidad de electricidad y puede ser utilizado con energía solar
  • Proporciona un ROI rápido ya que la producción de los cultivos aumentan mientras que los costos de mano de obra y producción se reducen

En todos los casos, usar menos agua tiene un sentido comercial.

Los productores que quieran una solución ecológica y sostenible que no reduzca su producción ni afecte la calidad de los cultivos, deben contactar a Phillip Moreland al (805) 345-9926 o a moreland@aqua4d.com.